DESPIDIERON A ORFILA

Cómo siempre pasa cuando los resultados no se dan, quien debe pagar los platos rotos es el DT. En este caso Orfila que fue despedido sin haber formado el plantel, habiendo recibido un equipo en mal estado físico y sin confianza.

Con tan solo 6 encuentros en su haber, la misma comisión directiva que banco el proyecto de Walter Erviti por casi un año y medio decidió desvincular al DT y a su cuerpo técnico.



AUN ESTAMOS VERDES

En su visita a Caballito, Atlanta cayó frente a Ferro por 1 a 0 con gol de Enzo Diaz en la primera mitad.

El duelo táctico quedó en manos de los locales que siempre tuvieron en claro que tipo de partido querían disputar y lograron imponer lo suyo desde el principio. Incluso cuándo daba la impresión que Atlanta se adelantaba en el campo de juego, los locales se cerraban atrás sin que el bohemio pudiera generar peligro.

Los dirigidos por Orfila llegaban hasta donde podían y no lograban quebrar la rigurosa defensa de su rival.

Ferro salía de contra con gran velocidad ante un Atlanta lento y sin reacción. 

Cuando el conjunto de Villa Crespo tenía la pelota quién trasladaba encontraba dificultad en encontrar un compañero debiendo enfrentar a dos o tres rivales hasta que perdía la pelota.

Y esto parece no mejorar si no cambian los intérpretes. Porque ya se cambió de técnico y el equipo no encontró mejoría.

Las incorporaciones, todos juveniles, no están a la altura de lo que el equipo necesita.

Atlanta carece de creador y de un 9 de área que pelee con Klusener. Pensar en juveniles de inferiores en estos momentos sería hacerlos cargo de el difícil momento futbolístico. 

Galeano salvo el encuentro frente a Quilmes nunca estuvo a la altura y las variantes de centrodelantero probadas por el técnico no dieron resultado.

Con esta derrota Atlanta quedó a 7 puntos de Tristán Suárez, equipo que ocupa la anteúltima posición que uno de los dos que descienden y a 6 puntos de Deportivo Madryn, último clasificado al reducido. Aún falta mucho y las esperanzas son las últimas que se pierden, pero jugando así, es muy difícil ilusionarse con la clasificación.

SE TOMO HASTA LA ESPUMA

Atlanta venció a Quilmes por 3 a 1 como visitante y cortó una racha de 44 años sin ganarle al cervecero en esa condición.

Y lo hizo jugando durante gran parte del encuentro como pretende Orfila que lo haga.

Atlanta comenzó a buscar el error del rival en campo contrario y si bien para ganar los encuentros es necesaria la posesión de la pelota, el equipo poco a poco cambia su impronta y presiona más adelante buscando el error del rival y generando muchas situaciones de gol.


Como si eso fuese poco, Galeano por primera vez desde su regreso a Atlanta, estuvo a la altura de la circunstancia. Y no solo por sus dos goles (el primero tras un penal a Marcioni y el segundo olímpico) sino que porque fue el encargado de administrar juego de mitad de cancha hacía adelante. 


Se hizo cargo de los ataques del equipo y su ubicación sirvió como termómetro para un equipo que terminó siendo superior a su rival y ganando con justicia pese al descuento transitorio de Pavone ni bien ingresado.


El gol restante lo convirtió Alan Pérez ante una floja reacción de Morales, arquero cervecero que debió entrar antes del segundo gol de Atlanta por lesión del arquero titular.


Pero no todos son elogios para un Atlanta de gran actuación ya que deberá mejorar en ataque para no desperdiciar tantas oportunidades de gol.


Bisanz y Donato están cada vez más afianzados en el once titular y tienen buenas actuaciones, sin embargo pareciera que tienen el arco cerrado.


En un torneo tan parejo dónde los partidos son cerrados y no abundan las situaciones, crearlas es una virtud y no convertirlas es riesgoso.


El próximo viernes el bohemio recibe al Independiente mendocino con la necesidad de ganar como local para volver a acercarse a los puestos de clasificación.


Si bien aún falta mucho, a esta altura este pareciera ser el único objetivo posible al cual Atlanta puede aspirar.

DURA DERROTA FRENTE A CHICAGO


Atlanta volvió a jugar mal y perdió frente a Chicago por 1 a 0 con gol de Leonel Álvarez a los 8 minutos de la primera mitad.

Si bien el equipo tiene material para estar más arriba, desde afuera se lo nota faltó de confianza y muy mal físicamente ya que no puede sostener el ritmo los 90 minutos.


Pese a eso hay un cambio de actitud a la hora de ir a buscar el partido. 


El equipo no retrocedió tanto en el campo de juego e intentó buscar otras variantes que le permitieran llegar al empate. 

Chicago aprovechó los espacios que Atlanta dejaba atrás y de no ser por la figura de Rago pudo irse a Mataderos con un resultado más holgado.


Sin dudas a este equipo le falta trabajo. Habrá que ver si Orfila considera que quienes están en el plantel son los indicados para interpretar su idea de juego o va a intentar que luego de la fecha 17 cuando se abra el libro de pases, el bohemio utilice alguna de las 4 incorporaciones permitidas para mejorar y poder meterse entre los clasificados al reducido por el segundo ascenso.

PUNTO DE PARTIDA


Luego de un recibimiento impresionante con fuegos artificiales y humo de color amarillo y azul, el bohemio empató 1 a 1 con Almagro en el debut de Orfila como DT.

Las primeras sorpresas de la noche se encontraron en los once iniciales ya que el Chano dispuso el ingreso desde el arranque de jugadores como Gallo que Erviti no tenía en cuenta y de Donato que era habitual suplente.


En el arranque bohemio ilusionaba con su actitud ofensiva ya que a diferencia de lo que se venía viendo, salió a buscar el partido en campo del rival.


Fue así como de manera temprana Bisanz convirtió de cabeza tras un centro de Carrasco desde la derecha.


Con el 1 a 0 parcial, el bohemio siguió buscando mostrando que además de tenencia podía generar peligro al rival intentando abrir la defensa atacando y no cumpliendo un rol pasivo esperando que sea él contrario quien se abra por necesidad.


Pero con el correr de los minutos, el bohemio comenzó a sentir el cansancio de tanto ir y el tricolor comenzó a crecer en su juego hasta empatar el encuentro a través de Rueda.


En la segunda mitad, las cuestiones físicas comenzaron a jugar a favor de la visita y si bien Atlanta intentó jugar en campo de Almagro, la visita contó con las mejores jugadas y estuvo más cerca de convertir el segundo gol convirtiendo a Rago en figura del encuentro.


Si bien hace poco que Orfila se hizo cargo del primer equipo y no se consiguió la victoria, desde lo futbolístico podemos empezar a ver la salida a la crisis en la cual Atlanta se encuentra sumergido.


Este equipo deberá empezar a creer que puede ganar, pero sobretodo deberá mejorar mucho físicamente para poder estar a la altura de lo que el flamante técnico plantee partido a partido.

SE ENCENDIO EL LEÓN


Con una ceremonia conducida por Nicolás Cajg (Cayetano) y Sebastian Wainraich y musicalizada por Hugo Lobo, el estadio Don León Kolbowski inauguró el nuevo sistema lumínico. 

El acto contó con la presencia de la familia del ex presidente León Kolbowski que se encargó de realizar la cuenta regresiva para que se enciendan las nuevas luminarias.

Esta es una de las obras más importantes de los últimos años y permitirá que el bohemio pueda jugar por la noche para que muchos más hinchas y socios concurran a alentar al equipo