VARIOS PASOS ATRAS

Atlanta perdió como local frente a Defensores de Belgrano por 2 a 0 y a pesar de que le restan disputar 10 fechas porque aún no quedó libre, el único objetivo que queda por delante es el de mantener la categoría.

Y ese objetivo no es matemático ya que aún puede clasificar sin problemas al reducido: El problema es futbolístico.

Ante el Dragón el bohemio jugó un primer tiempo aceptable y en el segundo se cayó físicamente, comenzó a ceder terreno y terminó dando una imagen penosa ante un rival que lo pudo golear.

El campo de juego mojado por la lluvia caída el durante la tarde hizo que el encuentro sea dinámico y rápido. 

En la primera parte Atlanta contó con las mejores oportunidades pero Klusener, que está peleado con el gol, erró 3 goles claros que hubiesen cambiado el desarrollo del encuentro.

La segunda mitad fue distinta. La visita se acomodó mejor en el campo de juego, aprovechó el agotamiento físico de Atlanta, le robó la posición de la pelota al equipo dirigido por Giganti y este comenzó a mostrar su peor cara. 

Impresiones en los pases y salidas por lo bajo que terminaban con el equipo mal parado ante un rival que con paciencia comenzó a encontrar espacios para inquietar a un desconocido pancho Rago que tuvo responsabilidad en ambos goles.

Ahora el bohemio deberá hacer borrón y cuenta nueva ya que en pocos días deberá enfrentar a Brown en Adrogué con la necesidad de sumar de a tres para alejarse lo más que pueda del fondo de la tabla de cara a la recta final del torneo.