UNA LEVE MEJORÍA FUTBOLISTICA

Atlanta e Instituto igualaron 0 a 0 en Villa Crespo. Más allá del punto cosechado frente a uno de los candidatos, se destaca la actitud de un equipo que intentó ser protagonista y que a pesar de las pocas llegadas mereció quedarse con los tres puntos. Con este resultado Atlanta llega al quinto partido sin convertir goles y al segundo consecutivo en el que su arco terminó en cero. 

A diferencia de lo visto los partidos anteriores, el bohemio logró durante gran parte del encuentro imponer su idea ante un rival que arrancó con todo necesitado de los tres puntos para no perderle pisada Belgrano pero que rápidamente perdió pelota, juego y se lo noto incómodo dentro del campo de juego.

Ya en su segundo encuentro, el primero en Villa Crespo, Giganti comenzó a mostrar de a poco como es su idea de juego. 

Atlanta generó peligro por los costados mostrando su mayor déficit entrando al área por el centro ya que cada vez que debió penetrar la última línea defensiva el equipo cordobés optó por retroceder y lateralizar el juego como si estuviese falto de confianza para rematar desde afuera.

Las dos jugadas más claras vinieron desde los costados. La primera tras un centro pasado en el que Colombo estrelló su remate en el travesaño estando a un metro del arco y la segunda cuando Carranza desvió al córner un cabezazo de Klusener cerca del final.

Párrafo aparte y dejando las excusas de lado hay que mencionar que el arbitraje de Yamil Possi dejó bastante que desear. omitió un clarísimo penal sobre Alan Pérez tras un tiro de esquina, y dos manos cerca de las áreas, una en cada tiempo que dejó pasar a pesar de que el juez de línea se lo marcó claramente.

La próxima fecha el bohemio visita a Agropecuario como visitante en Carlos Casares.