AUN ESTAMOS VERDES

En su visita a Caballito, Atlanta cayó frente a Ferro por 1 a 0 con gol de Enzo Diaz en la primera mitad.

El duelo táctico quedó en manos de los locales que siempre tuvieron en claro que tipo de partido querían disputar y lograron imponer lo suyo desde el principio. Incluso cuándo daba la impresión que Atlanta se adelantaba en el campo de juego, los locales se cerraban atrás sin que el bohemio pudiera generar peligro.

Los dirigidos por Orfila llegaban hasta donde podían y no lograban quebrar la rigurosa defensa de su rival.

Ferro salía de contra con gran velocidad ante un Atlanta lento y sin reacción. 

Cuando el conjunto de Villa Crespo tenía la pelota quién trasladaba encontraba dificultad en encontrar un compañero debiendo enfrentar a dos o tres rivales hasta que perdía la pelota.

Y esto parece no mejorar si no cambian los intérpretes. Porque ya se cambió de técnico y el equipo no encontró mejoría.

Las incorporaciones, todos juveniles, no están a la altura de lo que el equipo necesita.

Atlanta carece de creador y de un 9 de área que pelee con Klusener. Pensar en juveniles de inferiores en estos momentos sería hacerlos cargo de el difícil momento futbolístico. 

Galeano salvo el encuentro frente a Quilmes nunca estuvo a la altura y las variantes de centrodelantero probadas por el técnico no dieron resultado.

Con esta derrota Atlanta quedó a 7 puntos de Tristán Suárez, equipo que ocupa la anteúltima posición que uno de los dos que descienden y a 6 puntos de Deportivo Madryn, último clasificado al reducido. Aún falta mucho y las esperanzas son las últimas que se pierden, pero jugando así, es muy difícil ilusionarse con la clasificación.