DERROTA Y FIN DE CICLO

En su visita a Mar del Plata, Atlanta perdió por 3 a 1 frente a un débil Alvarado y se quedó sin entrenador. Walter Erviti dejó de ser el técnico bohemio de común acuerdo con la dirigencia bohemia.

Si bien Atlanta no tuvo una primera media hora arrolladora, fue un poco más que su rival y logró ponerse en ventaja con gol de Ramón Fernández tras un centro desde la derecha. 

El local casi no generaba peligro y Atlanta tenía el partido bajo control hasta que tras una jugada insólita y desafortunada el conjunto marplatense llegó a la igualdad. Alan Pérez cabeceó de frente al arco un centro que aparentaba no llevar peligro sin que Rago pudiese hacer nada para evitar el empate.

El autogol significó un golpe mortal para un Atlanta ya que jamás pudo volver a meterse en partido.

El bohemio parecía estar perdido y sin reacción dentro del campo.


Desde el comienzo de la segunda mitad los equipos parecían decididos a no arriesgar el punto, sin embargo fue el local que golpeó en dos oportunidades ante la pasividad de un Atlanta que hizo los méritos suficientes para volver a Villa Crespo con las manos vacías.


Con este resultado negativo se terminó el ciclo de Walter Erviti al frente del primer equipo. Esperemos que a ver que rumbo toma el proyecto fútbol de Atlanta de cara al futuro y quién es el elegido por la Comisión Directiva para encaminar este mal presente futbolístico del equipo.