OTRO PASO ATRÁS

Atlanta jugó mal, cometió errores en todas sus líneas y cayó derrotado por 4 a 1 frente a Deportivo Madryn en Chubut.

Hacemos hincapié en qué cayó derrotado, porque el rival no requirió de un alto volumen de juego para consumar la goleada.

Si bien es cierto que el tempranero gol de Marinucci para el local, hizo que no sepamos cuáles iban a ser las intenciones de ambos equipos, Atlanta pareció no tener un plan B ante la desventaja.


Si a eso le sumamos que  Rago cometió una falla increíble pifiando un cabezazo fuera del área y permitiendo que el jugador de Madryn convierta el segundo gol.


Con este resultado parcial el encuentro estaba prácticamente liquidado.


No solo por los 2 goles de diferencia sino porque a los dirigidos por Erviti no les salía nada.


Los ingresos de Bisanz y Pedrozo y el posterior ingreso de Berterame, permitieron que el bohemio se adelante un poco más en campo de juego ante un rival que apostaba a una contra para liquidar el encuentro.


Fue el propio Berterame que tras una corrida convirtió el descuento. Con el 2 a 1 en el marcador Atlanta tomó una postura más ofensiva pero el local volvió a sacar dos de ventaja rápidamente.


Cuando el partido llegaba a su fin Klusener tuvo mediante un penal la posibilidad de descontar para que el bohemio buscará el empate pero el remate se fue por arriba del travesaño. 


Solo quedaba tiempo para que los chubutenses ampliarán el marcador con un contraataque efectivo.


Atlanta pagó caro sus errores y perdió luego de dos victorias consecutivas quedando de nuevo fuera de los equipos que pelearán por el torneo reducido. 


El próximo encuentro será como local frente al siempre difícil Estudiantes cordobés.