¡POR FIN BOHEMIO!

GANOOOOO ATLANTAAAAA!!!! Si señores, si señoras, leyeron bien. Atlanta le ganó a Belgrano por  1 a 0 con gol de Colombini a los 20 minutos de la primera etapa y dejó atrás una racha negativa de once encuentros sin sumar de a 3 y de cinco partidos sin convertir goles. Si bien aún hay mucho por mejorar en cuanto al juego, el bohemio volvió a ganar y vuelve a ilusionar a los hinchas con meterse entre los cuatro primeros. 

El retorno a la titularidad de Bolívar en la mitad de la cancha y de Pedrozo como enganche, fueron fundamentales para que el equipo a pesar de seguir sin jugar bien tenga un poco más de contención y creación, y no sufra tanto atrás.

A diferencia de otros partidos fue la visita quien comenzó dominando las acciones presionando arriba e intentando desnudar los errores defensivos que el bohemio demostró en partidos anteriores. Pero la defensa estaba un poco más firme que en otros encuentros y la salida rápida que proponían los dirigidos por Erviti hicieron que a pesar de las pocas llegadas el partido sea de ida y vuelta.

El tan ansiado gol, llegó luego de que Alan Pérez cabeceó un tiro de esquina desde la izquierda que el ex arquero de Atlanta Nahuel Losada no pudo retener y que Colombini, esta vez parado donde debe estar un 9 goleador, empujó al fondo del arco. A partir del gol el conjunto cordobés se fue desdibujando en el juego y Atlanta con más ganas que ideas comenzó a sacar provecho del adelantamiento sin éxito del rival. 

En la segunda mitad, Atlanta se replegó un poco más en el fondo para intentar ampliar el partido de contragolpe y de no ser por la buena actuación de Sumavil y que el palo que le negó el gol al conjunto vestido de celeste, la historia pudo ser otra.

Los ingresos de Dramisino, Cuenca y Bisanz para dar aire y movilidad de mitad de cancha para adelante y de Perales en el fondo para bloquear los ataques del conjunto dirigido por Farre, permitieron que la imagen final del bohemio sea muy superior a la de su rival.

Atlanta consiguió una victoria que vale mucho más que 3 puntos ya que si bien el equipo aún está a 7 puntos de Quilmes, último clasificado al reducido y a 13 del sorprendente líder Almirante Brown, ayuda a mejorar desde el punto de vista anímico y sirve para ganar en confianza.  Vale para que los jugadores se saquen la mochila de los malos resultados y logren entrenar más tranquilos pensando en que aún se pueden meter entre los equipos que van a definir los ascensos la Liga mayor del fútbol argentino.


FOTO: Atlanta Oficial