NUEVO EMPATE DE LOCAL

Atlanta empató frente al diezmado Alvarado en Villa Crespo por 0 a 0 y dejo pasar una buena oportunidad de volver a la punta de su zona. Más allá del resultado preocupa la falta de definición de un equipo que a pesar de llegar  al arco de enfrente solo marcó 1 gol en los últimos 5 encuentros y fue de pelota parada.

En un fútbol donde todo se televisa Atlanta de la mano de Erviti repite sus intenciones. Los rivales lo saben, esperan acomodados en el fondo y ya no se desesperan. La paciencia que en las primeras fechas fue virtud hace rato dejaron de ser un buen negocio. Sobre todo en el León donde los rivales poco ambiciosos se conforman con un punto generando que los partidos terminen siendo chatos, aburridos y muchas veces sufridos ya que quien pierde el orden es el propio Atlanta dejando espacios entre los volantes y los defensores para que estos lleguen con algo de peligro al arco defendido por Pancho Rago.

En el primer tiempo frente al torito, Atlanta intentó manejar la pelota fiel a su estilo y tuvo varias oportunidades de gol. 

Solari con un remate alto luego de robarle la pelota a Astina en la salida, un cabezazo de García y una mala resolución de Colombini que definió sin éxito entre las piernas del arquero Fernández una jugada que debió ser anulada por una falta previa del mismo delantero fueron las jugadas más claras.

A pesar de continuar con el dominio en la segunda mitad, el bohemio ya no tenía tanto juego colectivo como en la primera parte.

El ingreso tardío de Sebastián Riquelme le devolvió un poco de juego al bohemio pero el arquero de la visita se fue convirtiendo en figura desviando un cabezazo de Alan Pérez y un remate del propio Riquelme. 

Si bien el bohemio pudo convertir, resulta fundamental que encuentre variantes en su estrategia para volver a sorprender a los rivales.  Sobre todo en Villa Crespo donde sobre 7 encuentros 4 finalizaron igualados 0 a 0.

*Foto gentileza de Telam