UN EMPATE PARA MANTENER EL INVICTO

Al comenzar a escribir estas líneas, no lograba ponerme de acuerdo conmigo. No sabia si arrancar poniendo que Atlanta empató con Riestra a pesar de ser quien tuvo la iniciativa durante todo el encuentro o que Riestra inmerecidamente le empató a Atlanta en tiempo de descuento y se llevó de Villa Crespo el punto que vino a buscar.

Lo cierto es que Atlanta que logró sacar 2 goles de ventaja, con goles de Colombini de penal y Flores con un remate cruzado no supo cerrarse atrás como en partidos anteriores para mantener el resultado. Si bien continúa como único invicto de su zona, dejó escapar 2 puntos que al final del torneo le pueden terminar costando muy caro.

Si bien el arbitraje de Rodrigo Rivero dejó bastante que desear ya que dejó pegar demasiado a la visita que solo sufrió la expulsión de Murillo y fue muy severo con Atlanta que terminó con nueve hombres por la justa expulsión de Dramisino y la inexplicable expulsión de Alan Pérez luego de recibir una tarjeta amarilla en la primera mitad sin haber hecho nada, no podemos caer sobre él como el causante del empate. 

Probablemente el problema de Atlanta es que repite siempre las mismas intenciones de jugo confiando en que los rivales tienen siempre las mismas características y realizan el mismo planteo. Riestra salió a defenderse desde el inicio del partido dejando un solo jugador para contragolpear cuando podía y cortando con falta violenta lejos del área a los jugadores habilidosos de Atlanta para que no pudieran generar peligro ni filtrar pelotas a los delanteros. Atlanta intentaba hacer su juego, controlando la pelota y moviéndola de un sector a otro intentando que el conjunto del Bajo Flores dejara algún espacio para acercarse al arco. 

Pese a eso Atlanta en la segunda mitad Atlanta logró aproximarse al área y así fue como tras una falta a Colombini dentro del área llegó el penal que el mismo número nuevo cambio por gol. 

Con el resultado en contra la visita se adelantó unos metros en el campo sin cambiar su estrategia y su juego violento. Esto ayudó a que el bohemio encuentre espacios entre líneas y pudiera llegar al segundo gol con un buen tiro cruzado de Flores que el ex 1 de Atlanta Matías Vega no pudo despejar. 

Con el 2 a 0 en el marcador y nueve jugadores en el campo de juego, el conjunto dirigido por Walter Erviti, retrocedió en el terreno sin cerrarse del todo bien y Riestra empezó a jugar y llegar con peligro agigantando la figura de Rago. 

El descuento llegó en los pies de Acuña luego de dejar en el camino a Perales y rematar cruzado. Atlanta no ocupaba bien los espacios y Riestra se venía con todo en busca del empate. 

Empate que consiguió Gómez en el segundo minuto de descuento tras a un córner desde la izquierda y un anticipo de cabeza a su marcador. Luego del gol, el festejo desubicado del propio Gómez haciendo movimientos obscenos que el permisivo árbitro y sus asistentes dejaron pasar como si nada hubiese ocurrido. 

Ahora el bohemio deberá viajar a Mendoza para enfrentar el próximo lunes a las 15:10 a Gimnasia en condición de visitante con el arbitraje de Diego Abal.