UN PUNTO PARA SEGUIR CRECIENDO

En Villa Crespo, Atlanta y Chicago igualaron 0 a 0 por la segunda fecha del torneo de la Primera Nacional. 

Si bien el partido no fue bueno, gran parte de que ello suceda fue por responsabilidad del conjunto visitante que al no poder contrarrestar las intenciones propuestas por el conjunto dirigido por Walter Erviti, decidió resignar su juego para conformarse con el empate.

Esto se notó sobre todo en la segunda mitad cuando el conjunto de Mataderos formó una línea de cuatro defensores y una de cinco volantes retrasados para no dejar espacio para que Atlanta generara peligro.

Si bien en este aspecto también se nota una mejora futbolística en relación a lo que fue aquel primer partido con Villa San Carlos por la Copa Argentina, al bohemio aún le cuesta generar peligro cuando su rival se encierra cerca de su área.

Pese a tener mucho por mejorar, durante la primera mitad del encuentro se vieron algunos encuentros entre Riquelme y Ochoa Giménez que si se logran armar juego con Solari, Pedrozo o Colombini, esto podrá traer grandes satisfacciones a un equipo que si bien contó con varias oportunidades pareció faltarle un referente dentro del área para que termine la jugada.

En la faz ofensiva Chicago casi no generó peligro. Un Matos aislado del resto del equipo y bien contenido por la última línea de Atlanta era su única esperanza de quebrar el resultado a su favor. Martin García aportó una cuota de seguridad y dio tranquilidad a sus compañeros.

Esto ayuda a que con confianza y continuidad Alan Pérez y Ramiro Fernández levanten su nivel evitando que Rago tenga trabajo y pueda mantener su arco en cero por segundo encuentro consecutivo. 

Ahora llega el turno de ir a Casanova a enfrentar al siempre difícil Almirante Brown. El encuentro se llevara a cabo el próximo sábado a las 19:10 y será arbitrado por Pablo Dovalo.