YA NO ESTA VERDE

El sueño del ascenso continúa vigente por Villa Crespo. El conjunto dirigido por Sebastián Cassano venció en cancha de Platense a Ferro por 2 a 1 con goles de Ochoa Giménez y Tecilla y se metió en los cuartos de final de este torneo inventado por la AFA (Asociación del Futbol Argentino) para definir el segundo ascenso a la Liga de Futbol Profesional (LFP).

Luego de un arranque complicado en el cual el conjunto de Caballito marco terreno y presiono a Atlanta en su campo agigantando la figura de Rago, el bohemio se adelantó unos metros el terreno y logro emparejar las acciones de un partido que si bien tenia espacios sobre todo para las contras de Atlanta, se iba tornando cada vez más trabado en la mitad.

Milton Giménez debía retroceder en el campo para intentar llegar con alguna pelota dominada porque por momentos Atlanta abusaba de pelotazos sin mucha precisión.

Fue asi como en uno de los retrocesos del goleador, agarro la pelota y recorrió algunos metros apilando rivales y abriendo el juego para la derecha donde Valdez Chamorro recibió con espacios para poner un centro preciso para la entrada de Ochoa Giménez que por atrás de todos le pego fuerte para abrir el marcador. Poco importaba si era justo a esa altura de la tarde.

Con el resultado a favor el bohemio comenzó a ganar confianza mientras que el conjunto verde perdió esa prolijidad que lo convirtió en dominador durante la mitad del primer tiempo.

Lentamente el conjunto de Cassano comenzó a justificar la ventaja con la que se irían al vestuario al finalizar la primera mitad.

En el comienzo de segundo tiempo las dudas estaban situadas sobre si Ferro podría repetir el juego de los primeros minutos y si Atlanta podría aprovechar los espacios que dejaba el conjunto de Cordon.

Pero nada de eso sucedió. Tras una pelota parada desde el sector derecho Nahuel Tecilla desvío la trayectoria de la pelota convirtiendo rápidamente el segundo gol de Atlanta.

Ferro sintió el impacto del gol y con mucho más amor propio que buen futbol intento acercarse a al área bohemio que con el 2 a 0 se sentía cómodo y confiado.

El resultado parecía sellado y el pase de Atlanta a la segunda instancia parecía cosa Juzgada pero el viento que soplaba en terreno calamar, tenía otros planes. Cuando transcurría el primero de los cuatro adicionados por el árbitro, el arquero bohemio calculo mal la salida y Bordacahar que entraba por el segundo palo intento volver a meter la pelota al centro del área con tanta fortuna que la pelota dio en Rago y termino en el fondo del arco.

Quizás por el desgaste realizado en la primera mitad el 2 a 1 se ajusta más a lo que fue el juego. En líneas generales el bohemio fue superior a su rival y digno merecedor del pase a los cuartos de final del torneo.