LOS BOHEMIOS VIENEN MARCHANDO

Luego de levantar dos veces el resultado e igualar 2 a 2 en los noventa minutos, Atlanta le gano por penales a San Martin de Tucumán y avanzo a la siguiente ronda eliminatoria del torneo mamarracho inventado por la AFA (Asociación del Futbol Argentino). 
El partido disputado en Rio Cuarto, fue de trámite cambiante y si bien pudo ser para cualquiera de los dos, fue el conjunto dirigido por Cassano quien manejo mejor la pelota y dejo una mejor imagen dentro del campo de juego. 

El equipo norteño por momentos jugó nervioso y abuso del juego brusco. Esto no era más que el reflejo de la actitud que los dirigentes de la institución transmitían con sus gritos e insultos hacia el árbitro y allegados bohemios que no se quedaron en silencio y respondieron de idéntica manera. Durante la primera mitad Atlanta intento manejar la pelota buscando espacios para desarrollar un juego más ofensivo que la mayoría de las veces terminaba con remates de lejos. San Martin intentaba dar batalla en el medio campo y tuvo sus oportunidades cuando logro hacerse del balón y el bohemio comenzó a perder ritmo. 

El segundo tiempo la actitud del conjunto tucumano fue distinta a la del comienzo del partido. Se paró en campo de Atlanta y tardo tan solo 3 minutos en abrir marcador. Tras un centro desde la izquierda, Noir en clara posición adelantada logró desviar el balón ante la estirada de Rago.

Con el resultado en contra, el bohemio se adelantó en el campo de juego en busca de la igualdad. San Martin defendía bien y prácticamente no dejaba espacios hasta que tras un empujón de Noir a Fernández dentro del área cuando este desbordaba por izquierda y se disponía termino en penal y gol de Milton Giménez. 

Con el empate de Atlanta llego lo mejor del juego ya que ambos perdieron el respeto futbolístico por su oponente y el partido se hizo de ida y vuelta. A los 24 Tino Costa dio un pase largo al delantero autor del gol del que Rago anticipo con un rebote largo quedando mal parado. La pelota cayó nuevamente en los pies de Costa que con un remate de lejos por arriba de todos puso nuevamente en ventaja al conjunto tucumano.

Ante la injusticia del resultado Atlanta comenzó a arrinconar al santo contra su arco y a demostrar su jerarquía futbolística que lo llevo a la punta de su zona llegando con justicia al empate en tiempo de descuento tras un centro de Oyola, que cruzo todo el área y la aparición de Marcioni por el segundo palo. Si bien el empate fue justo, la actitud y el juego del bohemio dejaron la sensación de que de haber un ganador debió ser el conjunto de Villa Crespo. 


 LOS PENALES 

 Algunos dicen que los penales son una lotería y que es cuestión de buena fortuna para ganar una definición. Otros creen que además de saber hay que tener personalidad. La cuestión es que tanto para patear como para atajar un penal hay que saber y tanto Rago, que atajo en dos oportunidades como los ejecutores Milton Giménez, Marinucci, Previtali y Marcioni que patearon con mucha convicción demostraron que la segunda hipótesis es la correcta. Atlanta le gano en la definición a San Martin por 4 a 1 y se clasifico a octavos de final de este torneo cuyo premio es nada más ni nada menos que el ascenso a la Liga Profesional de Futbol.