OTRA DURA DERROTA

Por la tercera fecha de este injusto mini torneo organizado por la AFA, Atlanta perdió como local ante Agropecuario por 3 a 2 y quedo a 4 de Estudiantes, puntero de la zona y próximo rival.

Y perdió bien. Perdió por no saber adaptarse al mezquino futbol moderno que premia a quien prioriza defenderse y contragolpear y castiga al que a pesar de estar en ventaja sigue buscando el arco de enfrente.

Los tempraneros goles de Valdez Chamorro y Marcioni presagiaban erróneamente una tarde tranquila para un equipo que siguió buscando convertir en lugar de aprovechar la desesperación de la visita.

Con el resultado en contra, el equipo de Carlos Casares le robo la pelota a un Atlanta que nunca achico espacios y continúo llevando adelante la idea de que no hay mejor defensa que un buen ataque. 

Esto genero espacios que dejaban en evidencia los errores defensivos del bohemio que a pesar de la destacada actuación de Rago no pudo evitar que Urquijo y Miño empataran el encuentro antes de finalizar la primera mitad.

El técnico bohemio Fabián Lisa intento rearmar el equipo en medio para evitar que el rival siguiera ganando las espaldas y llegara con facilidad al área.

Para eso dispuso el ingreso de Dramisino en lugar de Milton Giménez que si bien no tuvo una buena tarde siempre género preocupación en el rival.

Agropecuario seguía contragolpeando y lastimando a un Atlanta que estaba perdido en el campo de juego y avanzaba sin atacar y así fue que tras un remate bajo desde afuera del área llegaría el tercer gol de la visita.

A partir de ahí Atlanta se adelantó aún más en el terreno y si bien conto con alguna oportunidad para empatar el partido, las mejores oportunidades estuvieron en los pies de los jugadores de Agropecuario que se llevaron merecidamente los 3 puntos.

Ahora el bohemio deberá visitar a Estudiantes en Caseros el próximo viernes en lo que será una verdadera final para el bohemio que deberá ganar para acortar distancia con un rival directo.