UN POCO MAS ARRIBA


Lo primero que hay que decir antes de que el árbol tape el bosque es que Atlanta no jugo bien y dejo pasar la oportunidad de sacarle 7 puntos a Platense.

Luego de un arranque parejo en el cual tomo la iniciativa y logro ponerse en ventaja con un golazo de Chilena de Tecilla, retrocedió en el campo para intentar aguantar la ventaja.

Barracas Central comenzó a adelantarse en el campo de juego y Atlanta se dedicó más a defender que a atacar.

Los primeros minutos de la segunda mitad continuaron por el mismo camino.

El conjunto de Orfila, seguía con su postura de contragolpear sin éxito, ante un rival que con pocas ideas y muchas necesidades continuaba haciendo crecer la figura de Rago.

El empate llego cuando tras un tiro de esquina de Valenzuela, Ortiz logro desviar la pelota haciendo que la estirada del arquero sea inútil.

Con el resultado igualado se invirtieron los roles.

El bohemio se adelantó en el campo de juego arriesgándose mucho atrás ante un rival que bien parado contragolpeaba con peligro sin poder quebrar justo empate con el que termino el encuentro.
   
Ahora vamos a hablar del árbol que hasta ahora tratamos de que no tape el bosque.

El muy mal arbitraje de Echavarria, que inclino la cancha a favor de la visita con pequeños fallos inexistentes, nos hacen  acordar al peor momento de la BM cuando una serie de árbitros ayudaron a que ciertos equipos se sitúen en la cima de la tabla de posiciones.

Esperemos que sea un mal arbitraje aislado y que los árbitros se dediquen a administrar justicia y no a favorecer a los poderosos.