SEGUIMOS PUNTEROS


Suele pasar que en el transcurso del torneo los equipos tengan un bajón .

El bohemio esta atravesando el suyo y si bien esto preocupa, sabemos que hay material para salir del esta situación.

El gol de Akerman a los 24 de la segunda mitad sirvió para que el conjunto de Sialle se quede con la victoria estirando a 3 los partidos en los que el bohemio no se retira victorioso del campo de juego.
El arranque del partido fue parejo.

Morón necesitado por resultados se plantó en terreno bohemio mientras que este intentaba salir de contraataque sin tanto peligro.

La expulsión de Valdez Chamorro a los 32 de la primera mitad y el posterior cambio de Talpone en reemplazo de Mazzantti para rearmar el medio, hicieron que en tan solo un par de minutos el bohemio pierda a los 2 jugadores que mejor estaban jugando.

Si bien dentro del campo de juego, la postura de ambos equipos no vario y no se notó la diferencia numérica, al bohemio se lo noto condicionado por el flojo arbitraje de Paletta que cobraba con diferente rigurosidad las faltas de uno y otro equipo.

La presión de la gente a los jugadores de Morón para que vayan al frente en la segunda mitad ante un rival que jugaba con 10 y el ingreso del ídolo Damián Akerman como referente del ataque hicieron que el local se adelante y logre ponerse en ventaja. 

A partir de ahí y con el resultado en contra, el bohemio se adelantó en el campo y tuvo posibilidades de empatar que fueron bien neutralizadas por el arquero de Morón.    

Pese a este en falso, el bohemio continua mirando a todos desde arriba y lo hace por mérito propio ya que hasta el momento nadie le regalo nada.

Se vienen 2 partidos duros como son Temperley y Platense y el bohemio de buen torneo, tendrá la chance de sobre el cierre, recuperar ese juego que tan buenos resultados le trajo y que lo tuvo arriba  gran parte del torneo.