CHAU COPA


Este año el sueño bohemio de codearse con los grandes duro poco y a decir verdad casi no causo dolor.

Es que algunas veces hay que optar por un objetivo y elegir el que tenga el premio mayor.
En este caso, la cercanía al final del campeonato de la primera B y la posición que ubica al bohemio en puestos de ascenso, hicieron que Orfila escuche a la mayoría de los hinchas y guarde mayoría de titulares para ir en busca de ese objetivo.

Pese a eso, el bohemio, con mayoría de suplentes, jugo de igual a igual con Arsenal y mereció mejor suerte.

Domino por completo el partido sobre todo en la primera mitad, en donde la mala fortuna de los delanteros bohemios a la hora de definir y el oportunismo del conjunto de Sarandí, hicieron que el bohemio se vaya en desventaja al descanso pese a la cantidad de llegadas.

La segunda mitad fue un poco más pareja. El bohemio sintió el desgaste del primer tiempo y Arsenal logro extender la ventaja rápidamente.

Con el 2 a 0 en contra y la dificultad para revertir el partido, el técnico bohemio opto por sacar a algunos de los jugadores que pueden integrar el banco de suplentes el domingo en Casanova cuando el bohemio enfrente a Almirante Brown y le dio un poco de juego a algunos jugadores que hace varios meses que no tienen la oportunidad de jugar.

Los ingresos no desentonaron y el bohemio siguió intentando descontar, lo cual hubiese sido justo ya que el resultado era exagerado.

Ahora llego la hora de la verdad y el bohemio deberá defender los 6 puntos de diferencia que con justicia logro sacarle a Acassuso en el torneo que más nos interesa para después de un montón de pasos en falso, el bohemio ascienda a la remodelada  BN.

VERGÜENZA
Cerca de 30 hinchas de Atlanta fueron detenidos en las adyacencias del estadio de Temperley.
A metros de esto, hinchas del gasolero rompieron vidrios y rayaron autos de simpatizantes bohemios sin que la policía que ni siquiera sabía por dónde debían ingresar ambas parcialidades y la prensa lo cual no genero incidentes por milagro, hiciera nada para evitarlo.