APROBADOS


Cada partido es una guerra futbolística aparte y Orfila parece tener esto muy en claro.

Las canchas, las características del rival y las necesidades según la ubicación en la tabla, son factores que influyen a la hora de que el DT bohemio pare el equipo en la cancha.

La recuperación de varios jugadores que parecían no tener lugar en el equipo y el hecho de que estos sepan son considerados para ser titulares o para integrar el banco de relevos pareciera fortalecer al grupo a la hora de lograr el objetivo.

Anoche el bohemio se puso al día en el torneo y por la fecha 26 goleó con justicia a la UAI Urquiza por 3 a 0.

La buena presión y el recupero por parte de los volantes, no solo fue útil a la hora de generar jugadas en ataque, ya que así arrancaron las jugadas de los 3 goles, sino que generaban que el rival se sintiera incómodo a la hora de generarle peligro a Rago.

El primer gol del encuentro llegó tras una recuperación de Mazzantti en la mitad de la cancha y un pase filtrado a Martínez que invirtió los roles con Colitto y lo asistió para que abriera el marcador entrando por el medio.

La necesidad del rival hizo que en la segunda mitad tuviese que intentar algo más de lo poco que generó en la primera parte.

El técnico bohemio, dispuso en ingreso de Colombini entendiendo que no hay mejor defensa que un buen ataque y este un poco menos cansado definió el partido con 2 corridas desde la mitad de la cancha definiendo con clase ante la salida del arquero.

Con esta victoria el bohemio, que mantuvo por tercera vez consecutiva su arco en cero, recuperó el puesto del equipo más goleador del fútbol argentino y se coloca en la tercera ubicación, superando a Riestra por diferencia de gol y ampliando a 5 los puntos de ventaja con Acassuso que ahora ocupa la quinta ubicación.