DEPENDE DE ATLANTA


El bohemio hizo historia y le gano con justicia a All Boys en Villa Crespo luego de 31 años.

El único gol del partido fue convertido por Colombini de penal ni bien arrancaba la segunda mitad y sirvió para que el bohemio le descuente 2 puntos más a Acassuso (empato con Estudiantes 1 a 1).

El Chano Orfila, que habia realizado el ultimo entrenamiento a puertas cerradas, sorprendió a todos,
metió mano en el equipo y relego al banco de suplentes a Cherro y a Previtali, ratificándole la confianza a Seijas como único cinco.

De entrada el bohemio se hizo cargo del partido con un Mazzanti imparable por derecha, un Enrique que se encargó de generar juego, un Seijas que se hizo patrón en el medio campo y una defensa que se mostró mucho más firme de lo que venía siendo.

Futbolísticamente el bohemio fue mucho más que su rival y lo domino de principio a fin porque ya que entendió que los 3 puntos en juego eran más que importantes, teniendo en cuenta la cercanía al TOP 4.

El bohemio generaba más de lo que concretaba ya que tanto Pedrozo como Colombini se dejaban llevar por su instinto e iban a ocupar su posición natural dejando el área sin referente a la hora del último pase.

Ahora el bohemio depende de sí mismo y en caso de ganar su partido pendiente frente a la UAI, se colocara nuevamente en zona de ascenso.

Como si esto fuese poco, estiro la racha a casi 10 años sin perder frente al rival más importante que tiene en la categoría, superándolo en los 2 mano a mano del campeonato.