ILUSIONADOS


Dicen que lo difícil no es llegar sino mantenerse. El equipo del Pepe Castro, está poniendo un piso muy alto a su nivel de juego y va a ser difícil que con el correr de los partidos el hincha se conforme con menos.

El equipo no solo porque golea sino que juega bien y
casi no pasa sobresaltos en defensa.
Esta vez la víctima fue San Miguel a quien goleo por 3 a 0 en Villa Crespo mostrando su poderío ofensivo en aspectos distintos.

El primer gol vino tras una pelota filtrada por Previtali y una muy buena definición de Pedrozo, el segundo tras un desborde y un centro preciso a la cabeza de Martínez y el tercero aprovechando la buena pegada de Enrique y la altura de Cherro cuando se terminaba el encuentro.

Lentamente comenzamos a ver la idea futbolística del técnico que nunca deja de buscar el arco de enfrente, incluso cuando Atlanta retrocede unos metros en el terreno para aprovechar los espacios que se generan con la desesperación del rival en desventaja.

Buscando un punto de comparación, de esos que son casi imposibles, en el estadio comienza a respirarse un aire de tranquilidad similar al que se respiraba en tiempos de Javier Alonso cuando unos sabía lo que iba a ver y que el gol en algún momento iba a llegar, si no es por juego colectivo es por alguna jugada individual.

El próximo miércoles, el bohemio saldrá de casa por primera vez cuando visite a Español y veremos si el equipo tiene la personalidad para jugar de visitante igual que en el Gran León.
Esto es largo y aún tenemos incertidumbres pese al buen arranque.

Cuál será la reacción del bohemio cuando este en desventaja, el terreno de juego no tenga las mismas dimensiones que el de Villa Crespo o qué lugar ocupara Caneo, si el pepe decide que sea titular, son cosas que se responderán con el correr de los partidos.