TRISTE ADENTRO Y TRISTE AFUERA


Y Atlanta empató 1 a 1 con Fénix en Villa Crespo con gol de Pedrozo...
¿Fue justo? La verdad al igual que la fecha pasada frente a Acassuso el bohemio fue superior a su rival, mereció mejor suerte e incluso quedarse con los 3 puntos en juego si convertía Sánchez el penal.

¿Alcanza con merecer? La verdad que no, pero el nombre del rival, la localia y las necesidades del bohemio, hacen que merecer no sea una opción.
Esta clase de partidos Atlanta está obligado a ganarlos siempre. Seguramente el cuerpo técnico a la hora de planificar una estrategia adecuada y los jugadores a la hora de ejecutarla son los responsables de lo que por ahora es un fracaso.

Pero el hincha también aporta su granito de arena. Seguramente ninguno de nosotros está contento con esta realidad deportiva, pero empezar a insultar y pedir por quiénes no están en el equipo ni bien este salta al campo de juego, poco ayudan en la confianza y en la tranquilidad de quienes deben jugar el partido.

Desde que uno tiene uso de razón, los que no juegan siempre son la solución por más méritos que hagan los que juegan para ocupar un lugar entre los titulares.

Que 4-4-2, que 4-3-3 o que 3-5-2 son cosas que seguramente el técnico analizara en la previa de cada encuentro teniendo en cuenta que todas las canchas tienen dimensiones distintas, los rivales tienen distintas necesidades y que muchas veces se enamoran de la idea de sacar un punto frente al equipo más grande de la categoría.

La despedida del equipo fue realmente triste. Algunos hinchas insultado al cuerpo técnico y algunos miembros de este respondiendo e invitando a pelear, son cosas que no deben pasar si pretendemos pelear por ascender. Muchas veces criticamos el accionar de las barras pero en este caso desde la platea y desde el campo de juego hubieron actitudes que dejaron una imagen aun peor que la del empate con Fenix.

Es entendible el enojo de los hinchas que tienen sobre sus espaldas más de 3 décadas de frustraciones y que se la agarren con quien tenga a mano. Pero debemos mantener la calma y apoyar al equipo está cerca de la clasificación al reducido. Pese a las dudas y a las fallas en el funcionamiento del equipo dentro del campo de juego Atlanta no es menos que nadie y depende de todos.