¡NUNCA MAS! (CON SACACHISPAS)


Pese a que nada tiene que ver esa frase icono de la democracia Argentina con cuestiones futbolísticas, me permito utilizarla para reflejar el deseo de todos los hinchas del único equipo que homenajeó con camisetas especiales a las madres y a las abuelas al cumplirse 42 años del  golpe cívico militar más sangriento de la historia Argentina.

Es que Atlanta disputó el segundo partido de su rica historia frente a Sacachispas, y no es por menospreciar al conjunto de Soldati que bien merecido tiene su lugar en la BM. 
Pasa que el hincha bohemio, sobre todo el que pasa los 50 años, se niega con justa razón a aceptar esta realidad y esta clase de rivales.

Y si encima vemos que por momentos el Lila se le anima al bohemio y lo pone en aprietos cómo pasó cuando terminaba la primera mitad, y como cuando la pelota se estrelló en el travesaño al comienzo de la segunda entristece mucho más.

Al bohemio le faltaba profundidad y nuevamente abuso del toque atrás.
Sacachispas, con armas muy nobles pese a que por momentos jugo bruscamente, aguantaba e intentaba salir rápido de contra, dejando expuestos errores defensivos en el bohemio.

El ingreso del imparable Oyola por izquierda fue clave, ya que la habilidad del pony, un centro atrás y un rebote en Pizarro que terminó adentro del arco para que el conjunto de Bersce pueda sumar 3 puntos importantes pensando en el reducido por el segundo ascenso.

Mas allá del resultado, Atlanta debe mejorar muchísimo. No solo para volver a ser el candidato que en algún momento del campeonato nos hacia creer que el ascenso era posible, sino que también deberá mejorar para no seguir poniendo en juego su historia frente a rivales como Sacachispas, nunca más.