REDUCIDOS A NADA

Cuando finalizado el partido el DT de Atlanta, hizo mención a la clasificación al reducido cuando aún falta disputarse 45 puntos, resulto llamativo, pero sincero. Es que Atlanta no levanta cabeza desde lo futbolístico y sigue regalando puntos increíbles que hasta nos hacen dudar de la clasificación.

Platense en Vicente López es un rival complicado. Sobre todo cuando vos haces todo para perder. Atlanta arranco con todo. Un robo de Miranda que eludió al arquero y remato afuera con el arco libre, un tiro de Martínez que contuvo el arquero y un remate de Chávez que se fue junto al palo,  nos ilusionaban con que Atlanta podía salir victorioso de territorio calamar. Platense no hacia pie en defensa  Atlanta se erraba goles increíbles que terminaría pagando carísimo.

Para peor, la defensa bohemia no logra encontrar solidez y comete errores graves como el de Bazán a los 15 minutos cuando no logro parar una pelota que iba a ras del suelo y que permitió que Tonetto quede solo frente a Lugo para abrir el marcador a favor de un Platense que la estaba pasando mal.
Con el 1 a 0 a favor del local, el partido se emparejo un poco, pero Atlanta seguía siendo más hasta que Chávez entrando por el medio tras en error defensivo de Platense puso el 1 a 1

Atlanta siguió siendo más pero los errores eran los encargados de hacer entretenido un partido en el cual ambos equipos se jugaban gran parte de sus chances de pelear por el único ascenso directo.
De arranque en la segunda mitad Tonetto aprovechó la poca visión de Lugo que lleno de hombres la barrera y su falta de reacción para poner el 2 a 1 a favor del calamar.

Atlanta, se adelantó en el campo de juego y con el ingreso de un hábil y criterioso Sosa, facilito la decisión de Ruiz de meterse atrás. El partido se jugaba en campo calamar sin que Atlanta lograra generar peligro y con un Platense, hizo aquello que Atlanta no supo hacer en Munro que es replegarse y salir de contra.


Esperemos que la sinceridad del técnico, allá sido solo un error a la hora de remarcar que hay jugadores jóvenes con 2 años de contrato y tienen mucho futuro, y no sea que realmente ya se siente fuera del torneo cuando restan 15 fechas.