IREGULARES

Luego de 3 exitosas fechas el conjunto dirigido por Bersce cayó como visitante por 1 a 0 frente a Estudiantes de Caseros.

Independientemente del resultado, Atlanta jugo un muy mal partido frente a un equipo que pese a no tener la pelota durante gran parte del partido, puso en riesgo en varias oportunidades a Rodrigo Lugo y debió irse ganador por una diferencia aún mayor.

La realidad es que Atlanta se convirtió en un equipo lento y previsible al cual le cuesta muchísimo generar sorpresa. Todas las jugadas arrancan desde atrás en los pies de Bianchi Arce y cuando no encuentra los caminos no tiene problema en retroceder demostrando su falta de ideas a la hora de generar peligro.

Equipos como el Estudiantes de Kopriva o como la mayoría de los que vienen a Villa Crespo, salvo con un gol tempranero como paso con San Miguel  empiezan a ver el empate como un buen resultado y al bohemio se le hace muy difícil encontrar espacios para abrir el resultado a su favor. Más aun cuando el resultado es desfavorable como paso en terreno pincha cuando tras un error defensivo tras un revote, Jaime se anticipó a todos para meter la pelota en el primer palo.

Luego del gol, Atlanta salió a plantarse en campo local en buscar el empate, pero Estudiantes se encerró atrás e intento salir de contra ante un Atlanta lateralizaba que tiraba centros bajos al área sin generar peligro ni siquiera cuando Altamirano vio la roja dejando a su equipo con un jugador menos.
Con esta derrota, el bohemio volvió a quedar a 10 puntos de Platense y empieza a ver como se le esfuman las chances de pelear por el ascenso directo, mirando de reojo el noveno puesto, ya que un par de malos resultados podrían incluso complicar la chance de clasificar al reducido.