LA ILUSIÓN NO SE PINCHA

El bohemio, tuvo su primer traspié y es noticia.

Mucho se habló en la previa de que el bohemio es uno de los equipos que mejor juega en la categoría y que fruto de eso tenía puntaje ideal.

Y es cierto. El conjunto de Bersce, presiona al rival, le complica la salida y gana los partidos con autoridad. O al menos eso era hasta ahora ya que la serie de partidos y la televisación de los mismos, hicieron que el bohemio pierda el factor sorpresa.

Estudiantes, hizo la tarea y tomo el recaudo correspondiente. Se agrupo en defensa y planteo un partido duro en la mitad de la cancha con el objetivo de que  para así evitar pasar sobresaltos.
Si bien por momentos sufrió la presión de Atlanta, al local le costo mucho ganar por las bandas por lo que le costaba mucho generar peligro.

El equipo que suele caracterizarse por ser paciente, perdió dicha virtud y el mensaje desde el banco de arriesgar e ir a buscar el partido quedando con 3 en el fondo, frente a un rival que solo atinaba a meter una contra, terminó siendo la llave de la derrota.

Un remate que Lugo no pudo retener y un rebote para que el ingresado Figueroa le dé una impensada victoria al pincha de Caseros.

Esto recién empieza pero la falta de plan B ante un planteo desfavorable o frente a rivales que en su mayoría van a tener planteo mezquino en Gran Leon, puede llegar a costar caro cuando termine el torneo.