LOS RELÁMPAGOS OBLIGARON A LA SUSPENCION

Noche desapacible en villa Crespo y marco de un partido donde el clima fe el protagonista.
La expectativa puesta en este nuevo plantel de Atlanta era lógica después de que el equipo si bien no gano desarrollo momentos de buen futbol.
Se empieza a ver una idea de juego basada en un 4-3-3 que realmente necesita más trabajo.
Pero la idea esta y hay que esperar que tenga más rodaje en partidos oficiales.
Pero el equipo tuvo una falla defensiva de Tecilla  y Curuchet convirtió un golazo para poner el 1 a 0 para el calamar.
Platense, que salió a esperar a Atlanta y tratar de meter una contra estaba ganando y el bohemio cerraba el primer  tiempo jugando de manera muy floja y sin muchas ideas.
En el segundo el equipo salió más motivado y decidido a llevarse por delante a Platense y a los 15 Oyola, recién ingresado se fue por izquierda, gano la posición y mando un centro perfecto a la cabeza de Monserrat para decretar el empate en uno.
Pero cuando Atlanta estaba decidido a ir por los tres puntos el tiempo dijo no. Se desato una  importante tormenta eléctrica y el árbitro Bresba decidió ir a los vestuarios por un rato para ver si cesaba pero rápidamente se anunció la suspensión del partido.
La bronca de los jugadores de Atlanta y del cuerpo técnico se hicieron evidentes pero ya no habría vuelta atrás.
Se volverán a ver la cara ara jugar un mini partido tras un parate que favoreció al marrón ya que se había quedado sin piernas y sin respuesta física tras el empate bohemio.