EMPATE EN EL DEBUT

Si fuera de contexto, decimos que Atlanta empató 0 a 0 frente a Colegiales en Villa Crespo, debemos, sin importar como se dio el partido, que es un pésimo resultado.
Ahora bien, intentemos de algún modo, encontrar un justificativo del cual agarrarnos para ver la mitad del vaso lleno.
El bohemio, dirigido por el ex arquero de la institución Francisco Bersce, cambio casi todos sus jugadores en relación a lo que fue el último torneo.
Las incorporaciones, salvo algunos casos como el del capitán e hincha, Nicolás Bianchi Arce, son jóvenes con casi ninguna experiencia en una primera división y que para colmo de males, solo pudieron realizar 2 partidos de entrenamiento por cuestiones climáticas (Real Pilar y reserva de Racing).
Si a eso le sumamos los nervios del debut y la ansiedad generada por la necesidad que tenían los jóvenes de demostrarnos que van a estar a la altura y van a vender cara la derrota, el partido podia resultar mas complicado de lo que finalmente fue.
Ahora intentemos buscar algo positivo al juego bohemio tenemos que decir que de entrada se mostró buena presión sobre la salida del rival y en ningún momento el equipo se metió atrás. Si bien la visita pudo convertir, nunca logro arrinconar al bohemio contra su arco, incluso cuando este sintió el desgaste del partido. Las indicaciones de afuera y los cambios fueron para buscar el partido y no para conservar un punto y ese mensaje es el que el hincha necesitaba ver después de tantos técnicos que se conformaban con no perder.
Sin dudas a este equipo le falta trabajo, sobre todo porque hasta el ultimo tiempo siguieron llegando jugadores, y que la ausencia por lesion de Seijas, fue difícil de reemplazar. Pero en líneas generales funcionó. No deslumbró, pero mostró un funcionamiento superior al que, al menos quien escribe, imaginaba en la previa. Esto recién empieza, pero si hay una palabra que en toda frase acompaña a bohemio es soñador. Ya tuvimos equipos con jugadores consagrados con los cuales no logramos el objetivo así que démosle una cuota de confianza a este plantel y no lo carguemos con las frustraciones anteriores.