CIERRES DE CAMPAÑA: ACUSACIONES Y DENUNCIAS

Más de 3 años pasaron desde que Renacimiento Bohemio y Bohemios de Primera, realizaron una contienda electoral histórica para el club.
En aquellos tiempos, las denuncias opositoras sobre los padrones, las asambleas, los balances y los tiempos, generaban sospechas sobre la limpieza de los resultados.
Hoy, bastante tiempo después, ambas agrupaciones volvieron a fallarle al socio.
Nuevamente las acusaciones cruzadas sobre exactamente los mismos temas: Elecciones que tuvieron que ser cambiadas de fecha por incumplimientos y ausencias de ambas partes, a la hora de reunirse y entregar documentaciones, y acusaciones de incorporar socios truchos, con denuncias a la IGJ incluidas, y conferencias de prensa improvisadas, hacen que muchos socios lejos de querer acercarse a votar, tenga ganas de ausentarse ante un compromiso moral que debería alegrar al pueblo bohemio.
Tuvieron 3 años para hacer las cosas diferentes, tuvieron la oportunidad de demostrar al socio  que las agrupaciones están a la altura: Que la oposición aprendió a ser oposición, y que el oficialismo también aprendió su rol.
Ambas partes se exigieron respeto mutuamente de manera agresiva y terminaron faltándole el respeto al socio.
Creemos que ambas agrupaciones tienen argumentos válidos para defender sus proyectos y su forma de ver las cosas. Unos hacen hincapié en que lo más importante es el fútbol y los otros, pese a que algunas cosas no salieron como esperaban, apuestan a lo social y que ese es el camino para generar otro tipo de ingresos que sostengan lo deportivo.
En definitiva, vuelve el histórico planteo de club “con futbol” y club “de futbol”. Esperamos que gane quien gane, entiendan que para que el club progrese, debe estar incluida la oposición en el día a día. Las discusiones grandes se deben tomar en asambleas y que quizás es hora que los asambleístas formen parte de las listas, que se pueda cortar boleta y que respondan a un porcentaje electo por el socio. Esto generaría debates mucho más interesantes entre entendidos,  avalados de argumentos, y lejos de las redes sociales que tan mala imagen dejan del club.