REACCIÓN A TIEMPO

Después de un muy flojo primer tiempo, el bohemio que arranco perdiendo lo dio vuelta, termino ganado por dos a uno y quedándose con los tres puntos que lo dejan en la segunda colocación en la tabla, muy lejos del puntero, pero bien colocado de cara al octogonal que dará un segundo ascenso a la B Nacional.

Atlanta, con la vuelta de los titulares jugo mal el primer tiempo y solo quedaba esperar que Duró en el entretiempo cambiara la historia ya que el empate no le daba para mantener la esperanza (si es que aun la hay) de alcanzar al Deportivo Morón.

Y si a eso le sumamos que empezó perdiendo por un grave error defensivo, cuando Peralta le abre la puerta a Enrique que tira un centro que conectado por Aguirre  con el agregado del error de Agustín Gómez quien pone mal las manos tratando de sacar para un costado y el balón se le fue para adentro.

Ese gol genero que bajaran murmullos de la tribuna y el pensamiento de que no se podría revertir el resultado sabiendo que Defensores es un equipo especializado en conseguir un gol  y meterse atrás.
Pero el bohemio se sintió tocado y arrincono al dragón que jugaba con 10 desde la primera mitad por la expulsión de Iván Nadal y genero minutos de buen fútbol que nos hacen sonar con un futuro mejor para el bohemio. 

Un centro a la cabeza de Guerra u un rebote en Gogna y un centro que García logra desviar dejando a Anconetani a mitad de camino, hicieron que el bohemio se llevara los 3 puntos en juego.
Para destacar el ingreso de Julián Barría que en poco tiempo se convirtió en la figura del partido ganando por su sector, y desbordando cada vez que se lo propuso.


Es difícil llegar a la punta pero manteniéndose en esa posición Atlanta definiría  en Villa Crespo la posibilidad del segundo ascenso.