VOLVIO EL FUTBOL

Tardó pero apareció. ¿De quién hablo? Del buen futbol. Ese que en las primeras fechas nos hizo creer que este Atlanta esta para más. Ese que un día en el Oeste empezó a desaparecer y solo se hizo presente a cuentagotas. Y lo hizo en el momento justo.

Un rato Antes, Morón había goleado a Comunicaciones en su estadio y nuevamente tenía cuatro puntos de ventaja sobre el conjunto de Ruiz. Las dimensiones del campo y un Excursionistas por demás defensivo, podían llegar a complicar al bohemio.

Decimos podían porque el gol de Dorregaray con un remate cruzado a los siete minutos cambio completamente el desarrollo del partido.

El villero intentó adelantarse en el campo pero nunca pudo hacerse fuerte en la mitad de la cancha y es por eso que casi no generó peligro en el arco defendido por Gómez.
Atlanta encontraba espacios a espadas de los volantes pero no lograba quebrar a la defensa obligando a los delanteros a patear de larga distancia.

El segundo gol llego cuando moría la primera mitad. Una corrida por derecha y un centro de Dorregaray para que Ramos de cabeza ampliara con justicia el marcador.

Ya en la segunda mitad Atlanta retrocedió unos metros para que el local se adelante con total desorden. En Cada contra de Atlanta parecía definir el partido hasta que Ramos finalmente lo hizo.
Con el 3 a 0 a su favor, Atlanta tuvo varias posibilidades de convertir el cuarto pero continúo desperdiciando jugadas de gol.

Por el lado del local solo había aproximaciones hasta que tras un tiro libre el ex jugador bohemio Diego Yanzi, cumplió con la ley del ex para poner cifras definitivas. Fue 3 a 1 y pudieron ser más.
El conjunto de Ruiz cerro una semana perfecta desde lo estadístico acortando distancias con el líder e ilusionándonos.