UNA DERROTA QUE RiESTrA

Si agarramos el libro de la historia del futbol argentino y analizamos las historias de Atlanta y de Riestra, entenderíamos un poco más el desconcierto y la desilusión del hincha bohemio. Es que el Atlanta, que llevaba casi un año sin caer como local, cayó por 1 a 0 frente a un rival de esos que sin desmerecer, ya que hicieron los méritos suficientes para compartir la categoría, el conjunto de Villa Crespo no está acostumbrado a enfrentar. Pero a la cancha salen once contra once y los historiales no cuentan, Riestra vino a aguantar y a salir rápido de contra encabezada por su número 6 Bravo que en combinación con el hábil y rápido Ortiz generaban complicaciones a toda la defensa bohemia hasta que a los 39 de la segunda mitad y tras un centro de Ortiz, Soto marcaría el 1 a 0 que resultaría el resultado final. El conjunto de Ruiz solo atinaba a tirar centro para que con mucha facilidad ganaran de arriba los defensores de la visita. Atlanta no solo perdió frente a Riestra sino que profundizo aún más el bajón futbolístico que lo acompaña desde el encuentro con Platense. Aquel equipo que nos acostumbró a meter 3 goles por partido hoy sufre muchísimo para llegar al área y casi no genera peligro. Esperemos que con el correr de los partidos y con la vuelta de algunos lesionados, Atlanta vuelva a ser el de antes. Lo cierto es que todo equipo tiene un bajon futbolístico y que si va a ser que sea ahora, cosa de remontarlo y llegar al final del torneo con chances de ascenso.