UN CERO ENORME


Dicen que cuando uno no quiere dos no pueden.  Atlanta, que no quiso, visito a Defensores de Belgrano (no pudo)  y abuso de la tranquilidad que le daba saber que cualquiera sea  el resultado, seguiría al tope de la tabla de posiciones. Por el lado del local, nunca tuvo ideas de cómo entrar y desperdicio la posibilidad de quedarse con los 3 puntos que lo acercaran a la cima del torneo.
De entrada, el conjunto de Ruiz entrego la pelota y el terreno al local que jamás tuvo idea de cómo atacar. Soriano se veía obligado a salir del área y no inquietaba a Agustín Gómez
El partido era aburrido y casi no tenía llegadas. El bohemio no lograba salir de contra y solamente corrió riesgos cuando mediante alguna pelota parada El dragón metía la pelota en el área sin ningún éxito.
En el caso de ayer el cero no es más que el puntaje del partido ya que ninguno genero absolutamente nada como para sacar diferencias.
Por ahora Atlanta es puntero y esta clase de partidos es bueno no perderlos. No tanto por el punto sumado sino que por evitar que se acerque un rival que si levanta cabeza puede ser candidato. Algo similar a lo que paso con Morón que se metió en la pelea luego de vencer a Atlanta en el oeste.