ESA ES LA ACTITUD

Luego de la derrota del martes frente a Moron en el Oeste, el equipo que todos notábamos firme y que con apenas 2 fechas no lleno de ilusiones, nos mostro que es vulnerable. Que defensivamente aun tenia muchas cosas que mejorar y que lo mejor estaba de mitad de cancha para adelante.
El sábado frente a Excursionistas el equipo tenia una prueba de fuego. Debía devolverle la ilusión al hincha. La cosa no iba a empezar de la mejor manera y que a los 6 minutos, la visita se iba a poner en ventaja con un gol de cabeza de su numero 3 Galeano, lo cual iba a plantear una nueva prueba para este equipo y era la remontar un partido y sostenerlo. Por suerte el empate llego rápido tras un pase perpendicular de Ramos para Dorregaray que logro filtrarse en una defensa que marcaba en linea para poner el empate en 1.
La defensa visitante no iba cambiar su posición y minutos mas tarde el mismo Dorregaray iba a tener una jugada similar a la del empate pero la pelota se iba a ir junto al palo.
Atlanta demostraba una actitud distinta a la del martes luego del empate y seguía atacando a punto tal que tras un anticipo de Rodriguez tras una pelota parada, el conjunto de Ruiz lograría dar vuelta el marcador, para tranquilidad propia y de todos los hinchas presentes en el estadio.
Si bien el negocio estaba atacando por el centro e imprimiendo velocidad en ataque, el bohemio comenzó a lateralizar el juego y a facilitar la labor de los defensores de la visita.
Ya en la segunda mitad y con el bohemio afianzado en el campo de juego, sumado al agotamiento físico de ambos que venían de una serie de 3 partidos en menos de una semana, el partido bajo en intensidad, y si bien ambos conjuntos pudieron convertir, el bohemio estaba mas cerca de definir el partido, cosa que ocurrió cuando Peralta hizo pasar a un defensor verde para convertir el 3 a 1 final.

Ahora vendrá el tiempo de trabajar. Esta fecha no tiene partidos a mitad de la semana, lo cual le va a dar tiempo al DT de empezar a corregir los problemas defensivos que viene mostrando el bohemio en lo que va del torneo.